sábado, 18 de febrero de 2017

La vida del COO

 Dadas las muchas areas que salpican el trabajo y las atribuciones que competen a un director de operaciones… este es un puesto que requiere gran esfuerzo y adaptabilidad, así como una visión holística  ;-)

Un trabajo algo desconocido… que empezó a dejar de serlo cuando Tim Cook substituyó a Steve jobs como CEO.

Decía en una entrada anterior "(para ser CEO necesitas) dedicar un tiempo sustancial a cosas que consumen tu tiempo como las reuniones y otros procesos de negocio. No puedes hacer sólo el trabajo emocionante respecto al producto y hablar en conferencias, mientras reenvías todo lo demás al mítico COO que adora hacer el trabajo sucio y no quiere ningún crédito por ello…" 

En otra entrada destacaba de un artículo su conclusión:
"Antes de que un director de operaciones pueda ser una posibilidad para un CEO y su startup, primero debe estar en el radar. Comience con una breve auto-evaluación de sus fortalezas y debilidades como CEO o fundador. Complemente eso con las perspectivas de su equipo ejecutivo existente y consejeros. Defina su contrapeso y utilice los siete tipos de COO como herramienta. Al entrevistar buscar los cinco rasgos necesarios para cualquier tipo de COO y cuidado con las tres banderas rojas más comunes. (los 7 tipos, los 5 rasgos y las 3 banderas están ampliamente explicados en el artículo)
Contrate a un COO inmediatamente si está construyendo un producto físico, y después del "product–market-fit" si está trabajando con una oferta digital. Sea tan concienzudo en integrar al COO como lo fue al contratarla. Su enfoque impulsará o disipará su razón de ser allí."

Y en esta entrada también enlazaba este artículo de Harvard Business Review explicando el incomprendido papel del COO
…el papel del COO es, bueno, diferente. 
La comprensión de lo que hace a un director de operaciones exitoso es vital porque la eficacia de los COO (o los ejecutivos de operaciones sea el que sea el título que se les ponga) es fundamental para el éxito de muchas empresas y podría serlo para muchas más. Como sugeriremos, el ejecutivo en la segunda línea de mando es un “role” que por su propio derecho debería ser cada vez más frecuente. Impide que sea así, quizá, el ser tan mal entendido. 
…No hay una sola descripción acordada de lo que el trabajo implica o incluso de cómo llamarlo. A menudo, las empresas pasan la responsabilidad de todas las áreas de operaciones al COO, lo que normalmente incluye producción, marketing y ventas, e investigación y desarrollo. En algunas empresas, el trabajo debe consistir en ser el Sr. “dentro” para el CEO, Sr. “fuera”. En otros, la misión se centra en una necesidad empresarial específica.… 
Mientras que otros trabajos se definen principalmente en relación con el trabajo a realizar y la estructura de la organización, el rol del COO se define en relación con el CEO como individuo. En muchos casos, el COO está ahí para ayudar a que la visión del CEO se convierta en realidad. A veces, se espera que el COO haga que el CEO sea más efectivo, o más completo. A menudo, el plan para el COO es, en última instancia, cubrir el papel del CEO. Pero en todas estas construcciones, el CEO es la fuerza magnética con la que el COO debe alinearse. 
Los siete tipos de COO:
-El ejecutor
-El agente del cambio
-El mentor
-La mitad complementaria
-La pareja imprescindible
-El heredero aparentemente
-El MVP (Jugador Mejor Valorado) 
En verdad (como hemos dicho) los siete roles no son mutuamente excluyentes. Aunque es difícil imaginar a una sola persona con varios de estos sombreros a la vez, es muy posible que un COO pudiera usar dos de ellos simultáneamente. Sin embargo, la comprensión clara de los roles y la consideración de sus diferencias revela algunas cosas claramente. 
La existencia de siete papeles diferentes sugiere al menos siete diferentes conjuntos de atributos sobre el requisito básico e infinitamente variable de que exista una química personal entre el director de operaciones y el actual CEO. 
El elemento único más crítico para el éxito de un par CEO-COO, vimos rápidamente qu es el nivel de confianza entre los dos individuos. Hablar de confianza es casi un cliché, pero la vehemencia con la que nuestros participantes en la investigación lo subrayaron sugiere que lo consideran más crucial aquí que en cualquier otra relación del negocio.
"La relación ... está plagada de muchas complejidades psicológicas. Quizás sea la más difícil de todas las relaciones de trabajo organizacionales porque más que otras, es un acto de equilibrio en el umbral del poder ". Levinson prosiguió explorando las disfunciones que pueden surgir en tales situaciones: rivalidades insanas, ponerse a la defensiva, control excesivo, rigidez, malentendidos y dudas. 
Lo que el COO debe al CEO
•Respeto (en cuanto a la estrategia y visión)
·Falta de ego
·Capacidad para ejecutar
·Habilidades para coordinar y orientar 

Lo que el CEO debe al COO
•Comunicación
•Claros derechos para decidir
•Una cerradura en la puerta trasera
•Un foco compartido 
Pregunte a cualquier persona que haya trabajado como COO, o junto a uno… el trabajo es exigente. Ahora sabemos que es único, también. Tal vez por eso, el COO es el único título de los directivos de la “C-suite” al que no hay revista dedicada. Es una observación trivial, pero quizá una revelación; the conjunto común de cuestiones e intereses que implicaría simplemente no existe. 
Es sorprendente que los COO no sean más comunes. Nuestra sospecha es que lo serían si hubiera menos variabilidad y confusión en torno al papel. Los miembros de la junta directiva no están seguros de cuándo la posición aportará valor. Los reclutadores no tienen un directorio al que llamar. Los CEOs no saben en quién confiar. Los potenciales COOs no saben si el trabajo es adecuado para ellos. Esta es la razón por la cual es vital construir sobre el trabajo que hemos bosquejado aquí. A medida que continuamos desmitificando el papel del COO, más empresas se beneficiarán de un liderazgo más efectivo.

No hay comentarios: