domingo, 24 de septiembre de 2017

11 Corporate Habits That Kill Your Company's Innovation Engine (Strategyzer video)

Replay: 11 Corporate Habits That Kill Your Company's Innovation Engine — Strategyzer


  1. Current business model dominate the agenda
  2. One-size-fits-all decision making hurts speed & inventiveness
  3. Insisting on untested and detailed business plans
  4. Opinions and past experience matter more than evidence
  5. Outsourcing customer discovery and testing
  6. Lack of senior leadership participation
  7. Obsession of competitors rather than customers
  8. Predominant focus on technology risk at the expense of other risks
  9. Innovation is career suicide in most organizations
  10. The innovation engine is siloed from the execution engine
  11. Integrate new ideas into the execution engine too qickly 








sábado, 23 de septiembre de 2017

How a CEO Tells a Great Story

This Is How a CEO Tells a Great Story | OpenView Labs

#1. Name a Big, Relevant Change in the World (1:20)

#2. Don’t Proceed Until Your Audience Validates the Change (2:29)

#3. Tease Your Promised Land Before Pitching Your Product (2:44)

#4. Name the stakes (2:51)

#5. Position features as overcoming obstacles to the Promised Land (4:28)



domingo, 3 de septiembre de 2017

Lecciones aprendidas emprendiendo

 por Francisco J. Martín ( @aficionado ) fundador de @bigmlcom

Francisco inició su carrera como becario del MEC en el departamento de Sistemas Informáticos y Computación de la UPV y después en el Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En 1999 fundó iSOCO-Intelligent Software Components, uno de los primeros spin-offs del CSIC.

En 2004 participó en Strands que fue vendida a Apple por 49 millones de dólares.

En 2007 fundó BigML.



En el meetup en el que lo escuché hizo un repaso a sus lecciones aprendidas en estos años. Son:
  1. Entrena cuerpo y mente, la condición física y mental es esencial
  2. Auto-disciplina
  3. Equipo y coordinación (pero el "equipo mínimo viable")
  4. Permanentemente en economía de guerra
  5. Conviértete en un francotirador (focus)
  6. Conoce a tus enemigos (competidores, tóxicos dentro)
  7. Haz muchos aliados
  8. Los planes están para romperlos (Eisenhower)
  9. Estar listo para las bajas (cofundadores, empleados…)
  10. Desarrolla el sentido del humor

La persona a mi lado, en el cierre de Francisco fue capaz de sintetizar en una frase muy simpática la síntesis de Francisco sobre todo lo que nos habñia contado:
Haz el negocio, no la guerra.

sábado, 2 de septiembre de 2017

Cuando la carrera cobra más importancia que el destino

~Antoine de Saint-Exupéry; Tierra de los hombres, 1939

"El uso de una herramienta inteligente no te ha convertido en un aburrido técnico. Me parece que esos que tanto se espantan de nuestros progresos confunden el fin con los medios. En efecto, quien siembra con la única esperanza de lograr bienes materiales no logra nada por lo que valga la pena vivir.
La máquina no es un fin.
El avión no es un fin: es una herramienta. Una herramienta como el arado.



Si creemos que la máquina echa a perder al hombre es, tal vez, porque
nos falta un poco de perspectiva para poder emitir un juicio sobre las consecuencias de cambios tan rápidos como los que nos ha tocado vivir.
¿Qué son cien años de historia de la máquina frente a los doscientos mil años de historia del hombre? Acabamos de instalarnos en este paisaje de minas y centrales nucleares. Acabamos de mudarnos a esta nueva casa, que todavía no hemos ni siquiera terminado de edificar. A nuestro alrededor todo ha cambiado muy deprisa: relaciones humanas, condiciones de trabajo, costumbres. Hasta los fundamentos de nuestra psicología se han visto sacudidos. Las palabras separación, ausencia, distancia, regreso, aunque son las mismas, ya no remiten a las mismas realidades. Para aprehender el mundo de hoy usamos un lenguaje creado para el mundo de ayer, y nos parece que la vida del pasado se adecúa mejor a nuestra naturaleza porque responde mejor a nuestro lenguaje.



Cada progreso nos ha alejado un poco mas de unas costumbres que todavía no habíamos tenido tiempo de adquirir,
por lo que somos auténticos emigrantes que aun no han podido fundar su patria.



Todos somos como jóvenes ingenuos que se siguen asombrando frente a juguetes nuevos. Por eso competimos con los aviones: éste sube más alto, ése vuela más rápido. Olvidamos el motivo por el que los hacemos volar. 
La carrera cobra más importancia que el destino,
y siempre ocurre lo mismo. Para el infante del ejército colonizador que funda un imperio, el sentido de la vida es conquistar. El soldado desprecia al colono, pero ¿acaso esa conquista no se lleva a cabo para que el colono pueda afincarse? Del mismo modo, al exaltar nuestros progresos, nos servimos de los hombres para trazar vías férreas, para erigir fábricas, para perforar pozos de petróleo. Casi habíamos olvidado que hacíamos esas obras para que sirvieran a los hombres. Durante la conquista nuestra moral fue una moral de soldados, pero ahora tenemos que colonizar, tenemos que llenar de vida esta casa nueva, que todavía no tiene rostro. La verdad fue, para uno, edificar; la verdad es, para otro, habitar.



Así, poco a poco, nuestra casa se hará más humana. Incluso la máquina, cuanto más se perfecciona, más se difumina detrás de su función. Parece que todo el esfuerzo industrial del hombre, todos sus cálculos, todas las noches en vela encima de los planos, sólo conduzcan de modo visible a la sencillez. Parece que se necesite toda la experiencia de varias generaciones para perfilar lentamente la curva de una columna, de un casco de barco, de un fuselaje de avión, para lograr la pureza primigenia de un seno o de un hombro. Parece que el trabajo de los ingenieros, de los delineantes, de los analistas del centro de estudios, consiste, aparentemente, en borrar y pulir, en aligerar aquel empalme, equilibrar esta ala hasta que ya no se la note, hasta que ya no sea un ala incrustada en un fuselaje, sino una sola forma que, perfectamente lograda, se ha desprendido de su ganga; una forma que sea como un conjunto misteriosamente ensamblado, espontáneo como un poema.
Parece que la perfección se alcanza no ya cuando no queda nada por añadir, sino cuando no queda nada por suprimir. Al término de su evolución, la máquina se disimula.

De esta forma, la perfección del invento reside en la ausencia de invención. Y así como en el instrumento se ha ido borrando cualquier mecánica visible, por lo que disponemos de un objeto tan natural como un guijarro pulido por el mar, el manejo de la máquina, admirablemente, consigue que nos olvidemos de ella.




En otro tiempo teníamos que trabajar con un artefacto complicado. Actualmente nos olvidamos de que un motor gira. A fin de cuentas cumple con su función, la de girar, así como un corazón palpita y no por ello nos fijamos en el nuestro. 
La herramienta ya no absorbe nuestra atención, más allá de sí misma, y gracias a ella encontramos nuestra auténtica naturaleza,
la del jardinero, la del navegante o la del poeta."






lunes, 28 de agosto de 2017

Podría ser una parte de la propia naturaleza de la inteligencia el hecho de que sólo una fracción está sujeta a explicaciones…

…resulta fácil imaginar que al recibir una recomendación de un restaurante, se quiera conocer el razonamiento subyacente.

Smart Lighting – El secreto más oscuro de la inteligencia artificial: ¿por qué hace lo que hace?

Adam Ferriss

La misteriosa mente de este vehículo señala un problema cada vez más palpable de la inteligencia artificial. La tecnología de IA del coche, conocida como aprendizaje profundo ha tenido mucho éxito resolviendo problemas en los últimos años, y cada vez se usa más en labores como generar subtítulos, reconocer la voz y traducir idiomas. Estas mismas técnicas podrían llegar a ser capaces de diagnosticar enfermedades mortales, tomar decisiones bursátiles multimillonarias y transformar industrias al completo.

Pero esto no sucederá  (o no debería) a menos que consigamos que las técnicas como el aprendizaje profundo resulten más comprensibles para sus creadores y rindan cuentas ante los usuarios. En caso contrario, resultará difícil predecir cuándo se podrían producir fallos, los cuales son inevitables. Este es uno de los motivos por los que el coche de Nvidia aún es experimental.

Ya se están empleando modelos matemáticos para ayudar a determinar quién recibe la libertad condicional, quién es apto para obtener préstamos y quién es contratado para ocupar un puesto vacante. Si se pudiese acceder a estos modelos matemáticos, sería posible entender su razonamiento. Pero los bancos, el ejército y los empleadores están centrándose en enfoques de aprendizaje automático aún más complejos que podrían resultar totalmente inescrutables.



El líder del equipo de Siri de Apple, Tom Gruber, dice que el carácter explicable es una consideración clave para su equipo en sus esfuerzos por hacerla más inteligente y hábil. Gruber no quiso hablar de planes específicos para el futuro de Siri, pero resulta fácil imaginar que al recibir una recomendación de un restaurante, se quiera conocer el razonamiento subyacente. El director de investigaciones de IA de Apple y profesor de la Universidad de Carnegie Mellon (EEUU), Ruslan Salakhutdinov, considera que la capacidad de explicarse es el núcleo de la relación en evolución entre los humanos y las máquinas inteligentes. “Va a generar confianza”, afirma.



Al igual que muchos aspectos del comportamiento humano resultan imposibles de explicar en detalle, tal vez no será posible que la inteligencia artificial llegue a explicar todo lo que hace. “Incluso si alguien te puede dar una explicación razonable [de sus acciones], probablemente estará incompleta, y lo mismo podría aplicarse a la inteligencia artificial”, sugiere Clune. El experto añade: “Simplemente podría ser una parte de la propia naturaleza de la inteligencia el hecho de que sólo una fracción está sujeta a explicaciones racionales. Parte de ella es simplemente instintiva, o subconsciente o inescrutable”.



Al igual que la sociedad se construye sobre una base de comportamientos aceptables, necesitaremos diseñar los sistemas de IA para respetar y encajar con nuestras normas sociales. Si vamos a crear tanques robóticos y otras máquinas de matar, es importante que su toma de decisiones concuerde con nuestros juicios éticos.

Daniel Dennett, que estudia la consciencia y la mente. Un capítulo de su último libro, From Bacteria to Bach and Back, un tratado enciclopédico sobre la consciencia, sugiere que una parte natural de la evolución de la propia inteligencia consiste en desarrollar sistemas capaces de ejecutar tareas que sus creadores son incapaces de ejecutar. “La pregunta es: ¿qué adaptaciones tenemos que hacer para hacerlo bien, qué estándares debemos exigirles que cumplan a ellos, y a nosotros mismos?”, me pregunta dentro de su abarrotado despacho en el idílico campus de la universidad.

También me hizo una advertencia sobre la búsqueda del carácter explicable: “Creo que si vamos a utilizar estas cosas y depender de ellas, entonces necesitamos el mejor entendimiento posible de cómo y por qué nos proporcionan respuestas”, sugiere. Pero, puesto que podría no existir ninguna respuesta perfecta, deberíamos mostrarnos igual de cautelosos ante las explicaciones de la IA como nos mostramos ante las explicaciones humanas, independientemente de lo lista que parezca la máquina. Dennet concluye: “Si no puede explicar lo que hace mejor que nosotros, entonces no te fíes”.

sábado, 26 de agosto de 2017

These 7 Forces Are Changing the World at an Extraordinary Rate

by @singularityhub based on @PeterDiamandis talk(s).
if a genius was born in a remote village 100 years ago, she would likely not have been able to gain access to the resources needed to put its gifts to widely productive use
These 7 Forces Are Changing the World at an Extraordinary Rate

  • Computation
  • Convergence
  • Interface Moments
  • Connectivity
  • Sensors
  • Intelligence
  • Wealth Concentration


domingo, 20 de agosto de 2017

5 ways to get out of your own way and communicate clearly

by @saralindberg13
I still find some trouble listening to the intent behind the words and not making assumptions.

Headspace blog – 5 ways to get out of your own way and communicate clearly B
Be impeccable with your word.Avoid taking things personally.Avoid making assumptions. The problem with making assumptions is that they’re really only a version of our own observations and feelings.Always do your best.Be skeptical, but learn to listen. “Listen to the intent behind the words, and you will understand the real message.”


sábado, 19 de agosto de 2017

Designing For a Socially Valuable User Experience

@nicolashenchoz from @epflecallab Designing For a Socially Valuable User Experience - Billionaire
“Design,” he says, “is not primarily about artistic form, but about a socially valuable user experience. One that combines cultural, functional and emotional dimensions.”
“We don’t strive towards futuristic forms that sometimes can appear anecdotal and gimmicky, but for the sense of normality that makes you feel comfortable enough to adopt. When we work on augmented reality projects, we add digital information around a physical object in the most natural way, to value the content.” He adds: “The ethics of design are to be clear with your intention in what you design. We want something new to be relevant. Meaning has a longer lifecycle than technology.”
When asked to describe the perfect design project, Henchoz offers up a surprising response that indicates his commitment to due process: “Design research. It is critical that design should begin to produce knowledge that tracks the impact of an artefact, creating a feedback loop as in scientific methodology.” The EPFL+ECAL Lab employs psychologists to analyse qualitative and quantitative data at consumer level and track the effect on the user, including emotional responses. “Sustainable innovation relies on useful paradigms — not a six-month thrill of the new,” says Henchoz.